Catalizando: Consultoría, Capacitación y Coaching

Agentes de Cambio

Y LIDERAZGO CONSCIENTE

Hemos realizado procesos de consultoría durante 13 años, a más de 500 organizaciones y en 11 países.

Procrastinar o el arte de dejar todo para después.

Procrastinar es un término muy común en nuestros días, pareciera ser que nuestras redes sociales, juegos o las distintas app de nuestro smartphone, llamadas de amigos o familia, el buen café con los colegas de trabajo o un urgente trámite, como salir a comprar algo para acompañar ese café o fumar, nos impide poner foco a nuestras prioridades de roles o funciones.

El procrastinador profesional se armará de condiciones para dejar de hacer lo que tiene que hacer, por lo tanto, todo es una excelente excusa para no hacer hoy.

Sin embargo, no hay deuda que no se venza ni plazo que no se cumpla, viene la hora de reportar nuestro trabajo y comienzan las largas y maratones de jornadas para hacer todo lo que debiste hacer, y bajo esa premisa, todo será urgente.

Bajo urgencia, nos encontraremos con muchos focos de estrés, impidiéndonos tener una visión más estratégica porque estando en la trinchera, tu visión en muy de corto alcance.

Así y todo, el procrastinador profesional encontrará nuevas formas de irse por las ramas o sacar la vuelta a lo que debe hacer.

¿Estás cansado de este comportamiento que no te lleva a ningún lugar?, te invito a que pienses en lo que verdaderamente te importa, puedes comenzar haciendo una rueda de la vida por ejemplo, es una excelente manera de poner de manera gráfica diferentes dimensiones de tu vida, puede ser en el ámbito personal o laboral, las dimensiones las pones tú, luego haces un gran círculo en una hoja de papel y la subdivides como una torta, la cantidad de porciones dependerá de las dimensiones que quieras medir.

Cuando ya tengas eso, pon el nombre a cada porción de la torta con el nombre de una dimensión, por ejemplo «Crecimiento Personal», el punto central del círculo será la evaluación «0» y el borde del círculo la evaluación «10», ahora toda poner las siguientes evaluaciones.

¿Lo conseguiste? ahora entonces reflexiona como estás en cada una de esas dimensiones poniendo una evaluación entre 0 y 10, colorea las porciones para hacerlo más gráfico y listo, ya tienes todo para poder pensar.

Hazte la siguiente pregunta, «Si tu rueda de la vida te hablará ¿Qué te estaría diciendo?»

Al responder esta pregunta ya puedes entonces definir lo verdaderamente importante, luego utiliza otros métodos para priorizar y categorizar, te recomendamos el método Eisenwoher o más conocida como la matriz de lo Urgente/Importante para ubicar las diferentes acciones de foco.

Por último, utiliza un método para llevar tus ideas a acciones, ponle fechas y ponte en acción, te recomendamos la plataforma Kanban Flow, es 100% gratuita y muy intuitiva.

Déjanos un comentario en la caja para ver como te resultó todo, si requieres ayuda, podríamos quizás tener algunas sesiones de coaching para acompañarte e impulsarte.

Si esto te ha ayudado, compártelo con quien creas que lo necesita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *